Higo Mental

SESIÓN #10: FIESTA / ART NOU. HOMESESSION (BARCELONA) / 14-09-2018

Higo Mental

RICARDO: Gracias por venir, ¡qué bien ser tantas! Gracias a Homesession, Olivier, Jérome, Danilo, Júlia y Diana por organizar esto. Y sobre todo gracias a Ikram por aceptar nuestra invitación a colaborar con nosotras. Empezamos.

R: Estamos viendo unos vídeos de fiestas en Second Life, que hemos puesto un poco de ambiente mientras ibais llegando. Aquí que estamos en silencio, al menos saber que hay gente en Second Life que se lo está pasando de maravilla, no sabemos si en silencio o no. Incluso hay algunas que reproducen las violencias de nuestras fiestas... las hay VIP. Ahora mismo hay una fiesta VIP en alguna parte del mundo en Second Life.

R: El primer vídeo que quería poner me lo pasó Félix Pérez-Hita, uno de los padres del proyecto de Higo Mental, y es un fragmento de Lejos de los árboles (1972) de Jacinto Esteva, de la Escola de Barcelona. Aparecen varios elementos que creo que van a salir a lo largo de la sesión. Uno de ellos es la fiesta como ritual, que es la línea que sigue la película de Jacinto Esteva, los distintos rituales en la España del desarrollismo; en una España que iba tras esa racionalidad europea busca la otredad dentro del mismo país. Otro elemento que aparece es una pelea entre dos machos, lo cual es muy propio de las fiestas si se analiza desde el género, una pelea a la que ponen fin dos guardias civiles, que son los más machos de todos, como siempre. Y finalmente también muestra la fiesta como un espacio de libertad para expresarse libremente en el género. Como decimos siempre, atención al sonido que es una parte importante del vídeo!

R: Decir que este fragmento final se censuró en el 1971 y se conserva la justificación: "Rollo 10: La secuencia en el cabaret de Barcelona, terminará cuando se lo lleven los guardias, con lo que desaparece la intervención del invertido." Al que llaman invertido hace este baile que luego populizaría Ocaña. Ocaña el performer, no el bar gentrificador donde se hizo la fiesta de inauguración de Art Nou. Con esto le paso el turno a Ikram.

Higo Mental

Yo voy a seguir con dos ejemplos más en el eje histórico. Como primer ejemplo tengo a Black and Woman de Victoria Santa Cruz del cual vamos a ver un fragmento que nos servirá como introducción a la temática de la pista de baile o lo que vendrían a ser las políticas en un club articuladas con las fricciones de la identidad y la carga histórica de los cuerpos que bailan en ella. Con estas vertientes vamos a ver como esto confluye en la música de hoy y, así mismo, en la música de siempre. He escogido este documento en concreto porque de alguna forma Victoria Santa Cruz hace referencia a un mosaico identitario que intenta romper con la visión hegemónica.

Para mí tener estos dos referentes es importante porque por su matriz histórica me hacen recordar que sonidos que ahora mismo están sonando en nuestros clubs, que se han puesto de moda, que son tendencia tienen también una carga histórica que muchas veces queda despojada. En esta tesitura se han inspirado varios sellos y colectivos que intentan recuperar todas estas narrativas, todas estas historias y estos imaginarios que ahora más adelante os mostraré.

MARTA: Ya que estamos dando diversas perspectivas históricas sobre la fiesta y su importancia para comunidades concretas, voy a poner un fragmento de un documental sobre la Radical Gai y LSD (Lesbianas salen los domingos, Lesbianas sin dios, Lesbianas sin dinero…). Se trata de dos colectivos de gays y lesbianas que nacieron en los años 90 en Madrid, en el barrio de Lavapiés y que, de alguna forma, eran un núcleo de resistencia frente a la deriva capitalista y neoliberal que tenía lugar en Chueca. El documental del cual vamos a ver un fragmento se hizo recientemente, en el contexto de una iniciativa llamada ¿Archivo Queer? que se alberga en el Museo Reina Sofía y que reúne material proveniente de estos colectivos. El fragmento que voy a poner hace referencia directa a la importancia que tenían las fiestas para ellos, como espacios de reunión, puntos de encuentro de la comunidad… Hay material documental original muy interesante. Me hace gracia justo al principio, cuando lo que más destaca la mujer que habla es aquella fiesta donde por fin pudo participar en el pogo, ya que se encontraba en un sitio seguro.

Proyectado el fragmento desde el minuto 34:45 al 38:50:

R: Yo recojo esta idea del pogo que dice Marta porque traigo un vídeo de un derivado llamado wall of death, una movida loquísima, el primer vídeo LOL de los que saldrán. Para calmar el rollo sesudo.

R: ¡Cuando acabe la sesión podemos intentarlo! Leí que había un grupo de hardcore punk en los 2000, RAMBO, que pedía al público que fuera disfrazado de policía o de manifestante para hacer este wall of death... puede tiene su lectura como performance, no?

R: Me conecta muy bien con otro vídeo que quería poner, aunque cambio completamente de tema, que es el de encarnar otros cuerpos gracias a la fiesta. Abro el tema de los Balls i el Voguing, que no sé si ya se puede decir que está de moda. Voy a poner una escena de Paris Is Burning (1990) de Jennie Livingston, la tenéis en Netflix en buena calidad o en YouTube en mala calidad, la podéis poner en la empresa que menos rabia os dé. En el contexto de la escena drag de finales de los 80 en Nueva York se hacen unos bailes o desfiles llamados Balls que funcionan por categorías. En este vídeo se muestra una categoría que trata de performar la sexualidad.

R: bell hooks criticó la película diciendo que "privilegia un modelo de feminidad blanca al que aspiran las reinas" lo cual hace que "se ve comprometido lo subversivo contra la dominación heterosexual patriarcal de la práctica drag". A parte de esta crítica, le hace otra a la directora, llamándola "supervisora imperial" porque no pone en duda este modelo y que no se sitúa delante de la cámara mostrando su blanquitud. La compara incluso con Madonna y su uso del voguing, caso de manual de apropiación cultural. Para mí hay una distancia abismal entre la política de la práctica de Jennie Livingston y la de Madonna, pero ahí está la reflexión.

Yo voy poner un ejemplo de artista actual, productor de house destacado en el panorama musical actual, muy relacionado al ball. En la pista de baile también hay complejidad emocional y que posicionarse ideológicamente, políticamente, salirse de la norma entendida como lo que es hegemónico duele, pero en la fiesta muchas veces nacen comunidades que ayudan a trabajar la situación desde una posición artística. Esto ayuda a crear nuevos imaginarios que sirven de referencia de la lucha diaria.

M: Sobre vogue hubo recientemente una exposición en el CA2M de Móstoles, en Madrid, que se llamaba Elements of vogue. Un caso de estudio de performance radical. El vogue es la forma más popular de baile dentro de la escena ballroom, una escena cuyo floriecimiento se encuentra en el Nueva York de 1980 como respuesta a la crisis del sida por parte de la comunidad transexual, gay, lesbiana, bisexual y queer afroamericana pero cuyas raíces se encuentran en la década de los años 20, durante el renacimiento del Harlem. El vídeo que voy a poner corresponde a la performance inaugural de esta exposición. Voy a poner 5 minutos pero merece la pena verlo entero. Es muy emocionante. La performance es de Benji Haart y se llama Dancer as insurgent. Benji Haart reflexiona sobre qué es el baile cuando se trata de vogue, qué implica reconocer el cuerpo, sus capacidades, qué se puede invocar y transgredir bailando…

Proyectado el fragmento desde el minuto 34:45 al 38:50:

Siguiendo con el tema de la performatividad y el cuerpo os voy a mostrar uno de los últimos trabajos de Fatima Al Qadiri, que para mí sirve para abrir otra brecha y hablar de una lucha muy concreta, aunque plural y no hegemónica, como es la del mundo árabe.

M: En este vídeo David Hoyle, un artista de cabaret inglés, habla de la importancia que tuvo para el ir por primera vez a un club gay y de la relevancia que han tenido estos espacios en su vida, para reconocerse a el mismo a través de los demás.

Antes de ponerlo quiero leer un fragmento de una entrevista que tuve la oportunidad de hacerles a Cabello/Carceller donde también reflexionan sobre la importancia y también las consecuencias o lo que implica la fiesta y los lugares donde esta sucede para la comunidad gay y lesbiana:

«Nos preocupaba mucho qué ocurre o qué cultura construyes, qué artes y qué culturas ofreces si solamente dejas habitar los cuerpos en tipos de espacios muy concretos, que son el espacio de la fiesta y la reunión. Los bares han sido espacios muy importantes en la cultura gay y lesbiana pero a veces no te dejan ver más allá. Y se trata de lugares que han construido cosas, por ejemplo, mucha gente no se plantea cómo durante mucho tiempo, cuando estuvo prohibida la homosexualidad, los travestis tenían que trabajar en los bares en condiciones lamentables.Teníamos que socializar en espacios donde no se puede hablar muy alto, donde no se puede “discursar”, solo se puede bailar. Son espacios que, además, te llevan a unas horas que no te permiten habitar otros. Y no estamos diciendo que esto sea bueno o malo, estamos diciendo que nos fijemos en que existe esta circunstancia y en qué lectura se hace de ésta. Porque después es cuando dicen que “solo nos interesa la fiesta”, cuando no te han dejado vivir más que por la noche y a escondidas. Sin olvidar, claro, que nosotros hemos hecho de la fiesta un espacio político.»

M: Y ahora voy a poner un proyecto audiovisual que es muy gustoso de ver. Son unas chicas que se han dedicado a registrar bares vacíos que habitualmente habían ocupado la comunidad gay y lesbiana y que están, por razones de legislación, a punto de desaparecer.

Ahora os voy a poner un fragmento de un pequeño documental sobre un colectivo de México que se llama NAAFI y también voy a aprovechar y hablaré de otro colectivo argentino, Hiedrah Club. Reivindican el recuperar y enorgullecerse de su propia identidad, lo que antes podía ser música o sonido de segunda categoría aquí en occidente, como era el reggeton o estos “nuevos” sonidos que están sonando en nuestro club, que no son nuevos. Lo que hacen estos dos proyectos es, en sus propias geopolíticas, crear su propia alternativa de club no hegemónica, “el Club de los otros” donde puedes sentirte protegido, donde pueden ser ellos mismos en todas las complejidades: socioeconómicas, identitarias, etc. De alguna manera desde Europa o Estados Unidos ha habido una “apropiación” de estos estilos o ideales. El “statement" es que hacer tu propia fiesta pasa por saber cómo se gestiona el dinero, quién se esta lucrando, evitando así que “los mismos” de siempre se llevan el dinero de la producción de otrxs, otras voces que durante mucho tiempo no han sido escuchadas por la estructura, y por una moda o tendencia son "explotadxs”.

R: Yo quería añadir una cosa sobre NAAFI, porque ellos se definen como los creepies, los raros, pero ahora son lo más cool, no dejan de ser la hegemonía dentro de este mundo. Cuando estxs artistas vienen a Europa, ¿quién saca crédito de traerlos aquí?

Es complejo, sí, es cierto. Entiendo que son lo más cool, yo creo que lo que hay que tener en cuenta en este tipo de debates es el factor económico, la clase en relación a términos de identidad, en este contexto situado. Y está claro que quien actualmente sigue lucrándose, quien saca tajada de estas estéticas no dejan de ser los grandes clubs.

R: Me quedo en el club pero lo llevo a otro lado, porque NAAFI destaca también por haber entrado en el museo. Me hacía gracia comentar estos intentos, la mayoría de las veces fallidos, de llevar la fiesta al white cube. Traigo una pieza llamada The Buzz Club (1996-97) de Rineke Dijkstra que hace lo contrario: instala un white cube en el club. Genera una instalación como para hacer una foto de carnet y graba por separado a adolescentes que están en un club para menores. Es interesante también a nivel de registro, es un vídeo hecho con móvil de una proyección de museo. Claro, ¿qué pasa con esos artistas que no quieren subir su material a internet? Yo quería proponer un movimiento de guerrilla de liberar vídeos de sus autores y subirlos enteros a internet, para que circulen tranquilamente. También es interesante el sonido en esta doble capa de registro, hay un momento que suenan risas y uno no sabe de qué capa es. Agradecerle el link a Mar, qué sería de Higo Mental sin los vídeos que nos recomendáis!

Yo ahora voy a abrir un pequeño fragmento de muestras de cuatro videoclips, cuatro referencias, pero antes me gustaría leer un fragmento de un texto que escribió Sonia Fernández Pan que se llama “Reassembling histories by putting them into bodies that dance". Dice así:

“Es posible que la alteridad exista sólo en relación con un otro, singular o múltiple. Como durante el sexo, donde uno siempre es distinta dependiendo del otro, de la otra, con la que nos acostemos. El sexo como una práctica de alteridad de baja intensidad. O como en una pista de baile, donde es posible ser otra, ser otro, a través del movimiento. Imitar otro cuerpo sin salirse del propio. Sin tener que tocarlo. O sin que esa otra persona sepa que la estás incorporando a tu cuerpo. La música como materia de contacto. Recoger el movimiento de alguien que está cerca. No importa su nombre. Tampoco quién es o qué hace. Importa que te gusta como baila. Tanto como para querer ser ella, ser él. Metabolizas ese movimiento y lo incluyes en tu cadena de pasos de baile. Comunicar con un lenguaje prestado. Comunicarse con el otro con el lenguaje del otro. Traspasar fronteras geopolíticas con la repetición de un gesto a través de diferentes cuerpos en diferentes lugares y tiempos. Un gesto que descansa pero que no se detiene. Un virus estimulante que se expande gracias a los diferentes cuerpos, lugares y territorios en los que se instala. La alteridad en plural. Ser muchos otros a la vez. Ser desde el contagio y no desde la esencia.”

Pensé en esta cita para abrir esta muestra de referentes, cuatro artistas que vendrían a ser ahora la vanguardia electrónica. Pertenecen a diferentes sellos, colectivos que hablan de la diáspora de la identidad migratoria, de lo que significa romper con la hegemonía, de crear un espacio polifónico donde muchas voces no solo se complementan sino conviven entre ellas para ser bailadas, escuchadas… Os voy a poner primero a Klein.

El siguiente es de Bonaventure, una artista que utiliza la música como herramienta o, como ella dice, como “arma de guerra” para combatir la supremacía blanca

El otro ejemplo es Dj Niga Fox que forma parte de Príncipe discos, que es otro sello/colectivo basado en Portugal. Ellos en particular han creado un sonido propio que ahora en los clubs se escucha mucho. Tienen su propia poética, su propia arquitectura sonora e identificación cultural, e intentan cambiar la idea de periferia, dando espacio y voz a lo que des del centro se llama suburbio.

El último videoclip es de Chino Amobi y Embaci, que son fundadorxs de NON WORLDWIDE, colectivo estadounidense que entre otras cosas trabaja la idea de la diáspora.

R: Yo quería poner un videoclip que es menos de Star Wars. Es un vídeo marika y precario que entendemos como un homenaje a Kevin Plutón, una figura importante del Raval que está muy relacionada con el mundo de la fiesta y el activismo y que fue muy presente en la lucha tras el asesinato de Juan Andrés Benítez. Aprovechar para decir que el 6 de octubre es el quinto aniversario de la muerte de Juan Andrés y se celebran unos actos en el Ágora, que está pendiente de juicio para su desalojo. El tema es un hit y muy propio de la fiesta, aunque ahora toma otra dimensión con el problemas de los narcopisos en el Raval.

M: A partir de ahora la sesión empieza a degenerar. Una cosa que no hemos mencionado es que las fiestas también son muy importantes, a veces, para financiar otras posibles actividades: publicaciones, fanzines… Ahora vamos a hablar de Lecrín, un pueblo de Granada en el que el alcalde propuso un método para financiar las fiestas de su pueblo.

M: Después del paréntesis político, entramos en la recta final. Supongo que estáis al día de lo que pasó con Harvey Weinstein, el productor de Hollywood. Hemos encontrado un vídeo de Courtney Love en el que ella, 12 años atrás, predijo lo que podía pasar.

M: Y un vídeo antes de que Ikram cierre la sesión. Este vídeo nos sitúa un poco en contexto, ya que estamos a pocos metros de la sala Apolo. Cuando Apolo cumplió 75 años, ahora, hizo un vídeo para celebrarlo, con una super producción y a nadie se le ocurrió lo que estaba pasando en ese vídeo. El título, además, es maravilloso “Res canvia, tot canvia”. Gracias a Cati Bestard, que es quien me mandó este vídeo.

Para cerrar la sesión de hoy, voy a poner una DJ que admiro mucho a nivel de estética musical, y también como artista que está en una escena, la de club, que no deja de ser muy masculina y compleja en muchos sentidos. La pongo a ella hoy porque hace poco la invitaron a un festival y se negó a formar parte del cartel porque en él había unos artistas que habían sido acusados de abusos sexuales. El festival, al anunciar la ausencia de Lyzza, dijo que era por razones personales, a lo que ella respondió que no era un tema solo personal sino un acto político, reivindicando que si no formaba parte de ese cartel era porque en ese espacio ella no se sentía cómoda.

Aprovecho esta cita de cierre y también como acto personal ritualístico leeré un discurso que pronunciamos en una sesión de djset que hicimos iii. Lo leo por muchos motivos, pero sobretodo porque si hoy estamos hablando de la fiesta es porque no solo es un espacio de goce libre, neoliberal, sino que entran en juego muchas cosas. Dice así:

“Como mujeres,
Como feministas
Como migrantes
Como anti-racistas
Como bailadoras hasta altas horas de la noche
en pistas de baile como estas,
Nosotras iii (Ikram Bouloum i Isamit Morales)
Nos pronunciamos en relación a unos acontecimientos - indiferentemente si reales o ficticios - sucedidos hace un par de semanas alrededor de estos espacios físicos y virtuales.

A raíz de esto se nos han abierto muchas preguntas
Y repetimos, podría haber o no sucedido, pero es que cuantas cosas han sucedido en clubs, festivales, conciertos que nosotros NI NOS ENTERAMOS?
Nos causó mucho malestar leer comentarios en las redes,
apuntando y señalando a esta chica de contar mal la historia,
condenando y estigmatizando cada una de sus decisiones;
Es que hay un protocolo a seguir y normas de ejecución después de haber sido violadx?
Nos pareció muy extraño que los sospechosos no hayan siquiera ido a declarar,
Y no nos parece conclusivo, de ninguna manera, que los representantes legales de la chica,
es decir, sus padres, hayan decidido cerrar la denuncia, para justamente proteger informaciones sensibles y nombres y muchas otras cosas de su hija.

Con estas observaciones, ni condenamos ni ponemos la responsabilidad exclusiva a un club como este, que dada la casualidad es de los pocos que dentro de su arquitectura,
promueven activamente la seguridad de sus usuarias y usuarios.

Los espacios los hacemos quienes estamos en ellos,
hemos reflexionado mucho sobre cómo se articulan esas seguridades
y todo lo que implica el hecho de ir a bailar, por “banal” que parezca;
Pensamos sobre todas las dimensiones que desde ahí se despliegan
Y todas las dinámicas, como:
Bailar por el gusto de bailar,
Bailar sin flirtear;
Bailar con flirtear;
Bailar con flirtear sin necesariamente querer coger;
Bailar flirtear querer coger y quizas despues no querer;
Bailar flirtear y querer coger;
Nos preocupa, indigna y atemoriza como se van desenfocando muchos de estos límites a medida que transcurre la noche: sobre todo para las mujeres.

Queremos sentirnos más seguras,
Queremos poder ir a bailar solas,
Queremos poder ir al baño sin tener paranoias,
Queremos que cuando bailamos, si se nos acerca alguien y nos alejamos,
que no regrese, que se entienda que la cacería no nos erotiza,
ni tampoco es un juego para nosotras.

Pedimos trabajar en las empatías.
Pedimos que si una de nosotras enuncia haber sido víctima de una violación
No se le castigue en automático, independiente si los hechos son “demostrables”;
Cuando no queremos escuchar, no habrá hecho demostrable.”

¡Gracias a todxs por venir!




Higo Mental
Higo Mental
Higo Mental
Higo Mental