Higo Mental

Ontologías Feministas. Divina y precaria juventud. / La Neomudéjar (Madrid) - 12/04/2019

"Higo Mental. Pensar el archivo Internet", charla pronunciada por Marta Sesé en el marco de la mesa 'Feminismos y nuevas tecnologías' del contra-congreso Ontologías Feministas. Divina y precaria juventud que "surge como una (re) organización de la rabia feminista que genera la producción artístico teórica dentro de las instituciones" y que se celebró en La Neumudéjar (Madrid) los días 6, 12 y 13 de abril de 2019.

He llamado a esta charla “Higo Mental. Pensar el archivo Internet”. Este momento que para mí han propiciado Ontologías Feministas es una oportunidad para hacer el ejercicio de pensar una iniciativa que justo en mayo va a cumplir 5 años. Como decía, Higo Mental es un proyecto que llevo a cabo junto a Ricardo Pérez Hita, nosotros le llamamos “plataforma de interpretación en clave feminista de material audiovisual usurpado de internet”. Este ejercicio se materializa en un diálogo videológico ante una audiencia en el que Ricardo y yo alternamos materiales audiovisuales que provienen de Youtube, Vimeo, Dailymotion y otras plataformas creando una narrativa crítica, repleta de anacronismos en torno a un tema y siempre aportando una perspectiva feminista. Hemos trabajado temas diversos, como el deporte, el trabajo, la tradición e incluso tan específicos como el tenis. Estos materiales que encontramos en las plataformas que he mencionado fueron en su origen películas, que ahora se han fragmentado y empobrecido —esas “imágenes pobres” que diría Hito Steyerl—, también anuncios de televisión, vídeos caseros, videoclips, cortes de telediarios e infinitos etc.

Ricardo y yo iniciamos este proyecto de una manera muy orgánica, a raíz también de conocer y ser público habitual de otros proyectos como Hilo Mental, iniciativa de Félix Pérez-Hita y Arturo Pérez Bastón, al que debemos el formato. Con un poco de perspectiva desde nuestros inicios, estamos últimamente pensando mucho en qué es lo que verdaderamente estamos haciendo con este trabajo continuo mediante lo que es archivo Internet y con el desarrollo de una manera de pensar y trabajar con las imágenes en un momento en el que, como dice el filósofo Franco Berardi “Bifo”, “la historia ha sido reemplazada por el infinito flujo recombinatorio de imágenes fragmentarias. La conciencia y la estrategia políticas se han reemplazado por la recombinación aleatoria ejercida por una actividad precaria frenética”. Pero, aun así, añade que “una nueva forma de investigación inteligente está emergiendo, y los artistas están buscando un mínimo común desde el cual comprender estos cambios”. Ricardo y yo no somos artistas y desde luego no sé si Higo Mental es una forma de investigación inteligente pero, por lo menos, nos hace pensar y plantearnos cuatro cosas. Esto que voy a plantear es un esbozo que parte especialmente de la idea de anacronismo en el uso del archivo Internet.

Higo Mental

Ontologías Feministas.



Perdida la historia lineal que menciona Bifo, debido a la presencia de cúmulos de imágenes en contenedores digitales que ocupan un mismo lugar y que su origen viene de épocas y materialidades distintas los historiadores, los comisarios y demás agentes culturales pierden la obligación de someter las obras y los discursos a una dependencia histórica y a una lectura desde perspectivas que hasta ahora se han defendido como objetivas. Ante este panorama, lo anacrónico se convierte en una metodología que permite liberarnos de la hermenéutica. Chus Martínez identifica esta nueva lectura de los acontecimientos y del imaginario desde el “ritmo” y no desde la “duración”. Es decir, una forma de entender el tiempo ajena a la idea de progreso y que no tiene reparos en repetir, en imitar lo que ya tuvo lugar. Esta idea la ilustra con la imagen de L’Estro Aleatorio de Josep Maria Mestres Quadreny, una partitura compuesta como un círculo y que sitúa a los sonidos en un mismo campo sonoro. Ya no son elementos autónomos, sino que cualquier acción aplicada les afectará por igual. Para mí, esta imagen, es también representativa de qué es a lo que nos enfrentamos cuando trabajamos con Internet como un archivo.

Un pensamiento incipiente al reflexionar sobre Higo Mental como metodología, es su analogía, a nivel metodológico, con el Atlas de Aby Warburg. Él mismo habla del atlas como una “máquina para pensar las imágenes, un artefacto diseñado para hacer saltar correspondencias, para evocar analogías”. Creo que Higo Mental puede tener algo que ver con esta máquina. Nosotros venimos de la formación en Historia del Arte y, cuando estábamos en la carrera, nos sentíamos muy constreñidos en los límites de la propia disciplina. De alguna manera, a partir de la interrelación entre lo social, lo económico y lo cultural Warburg ampliaba la disciplina de la Historia del Arte, más allá de la concepción de estilo, influencias y de una tendencia teleológica, de la relación causa-efecto. De nuevo, este atlas, igual que L’Estro Aleatorio de Josep Maria Mestres Quadreny nos llevan hasta Georges Didi-Huberman, quien habla de una “Arqueología del saber visual”, de una superposición de capas arqueológicas de las imágenes entrelazadas en un sinfín de relaciones cruzadas, conscientes e inconscientes, en constante mutación y reposicionamiento.

Creo que Higo Mental, como metodología, permite de alguna manera trabajar estas capas arqueológicas y propiciar estos cruces anacrónicos entre ellas. Y volviendo a nuestra experiencia como estudiantes, esta pérdida de la historia lineal ponía en cuestión la perspectiva, también lineal, tan utilizada en el estudio y análisis de las obras en la Historia del Arte como disciplina. Una perspectiva que propicia un espectador que asume su punto de vista como natural y científico; capaz de definir la realidad y distinguir la otredad. Por el contrario, desde el anacronismo y las relaciones cruzadas buscamos más bien, y como define Hito Steyerl, “convocar un sujeto espectador múltiple que debe crearse y recrearse mediante las siempre renovadas articulaciones de la multitud”, la multitud como aquello que propicia Internet, la gran fuente archivo de la que nos nutrimos.

Higo Mental

Josep Maria Mestres Quadreny, L'Estro Aleatorio.



Lo anacrónico propicia, así, una lectura y aprendizaje distintos, la posibilidad de tensar el sentido de los imaginarios y ampliar sus significados, evidenciando sus fallos y ausencias en su exhibición aislada o autónoma y ofreciendo múltiples salidas mediante el orden y el desorden continuo de los mismos. Asumir lo anacrónico como metodología es evitar o renunciar a la hermenéutica como única lectura posible de los acontecimientos y forzar relaciones como las que nos han acompañado durante esta breve charla: La youtuber Encarni, con miles de seguidores en la plataforma, practicando su unboxing tras comprar en Mercadona en diálogo con la ya canónica acción de Martha Rosler, Semiotics of the Kitchen o un fragmento del documental Rocío de Fernando Ruiz Vergara, en el que se ve el desmembramiento de la virgen, con la acción Habla de Cristina Lucas.

Muchas gracias.